viernes, 8 de octubre de 2010

Resucitar

Respirar desde el fondo,
notar como duele,
el corazón en cada bocanada,
como tiemblan los ojos,
que no pierden mi mirada.

Despertar cada mañana,
con el pi, pi, pi,
del ciego latido
que señala,
que sigo aquí,
que no me he ido.

Y no poder abrazarte
descansar,
ver en tus ojos rojos,
las preocupaciones ignoradas,
y no por eso,
menos temidas.

5 comentarios:

Luis Antonio dijo...

A veces la imaginación incrementa el tamaño real de las preocupaciones...

cristal dijo...

Lo importante es estar vivo y como dice García Márquez, vivir pqara contarla.

Un abrazo fuerte, Tumu.

Marysol dijo...

A veces eso pasa, pesa la vida y nos pesan los pasos. La valentía está en no derrumbarse y continuar...
Bello poema, querido amigo. Besos de luz para ti.♥

Beauséant dijo...

opino que si, que es cierto, lo importante es vivir para contarla, pero a veces no puedo dejar de pensar que algo no funciona bien cuando nos limitamos a la mera supervivencia...

cristal dijo...

Tumu, amigo. He sabido que ya no estás, que has pasado al otro lado.

Aún así te escribo para recordarte, y para enviarte allá donde estés, todo mi cariño.

Hasta siempre, Tumulario.