jueves, 9 de julio de 2009

Relatividad

El viento que golpea tu cara,
la sal que recorre tus labios,
el cielo como único espacio,
la mar que despierta tu alma.

Nadar entre espumas y algas,
volar en espacios lejanos,
sentir el futuro, pasado,
y volver de noche a tu casa.

Recorrer bosques oscuros
en días negros y noches claras,
y escalar lejanos muros
entre colinas cercanas.

Vivir sin ver el mañana,
y descubrir que el presente,
hace del próximo, ausente,
convierte el todo en la nada.

Ya lo dijo el sabio, no hay como alejarse de las cosas para que pierdan su importancia.

3 comentarios:

Sol dijo...

y volver a la noche a tu casa...
No esta casi todo dicho...?
Cuando solemos alejarnos, no importa el tiempo, el lugar donde deseamos estar sera siempre nuestro hogar, y no llamo hogar solamente a una flia, un hogar, un lugar, puede ser y sera el lugar donde te sientas protegido, querido!!!
Besos llenos de luz mi querido Tumu, ya paso el colorcido bordo de tu cara???

iliamehoy dijo...

Lo duro, lo insoportable es agarrarse a la idea de lo que quizás nunca fue.
Pero mientras, qué adorable sensación acurrucarse en lo que pudo ser...
Que la nada no lo inunde todo...a ser posible
Una sonrisa casi siempre real.

maracuyá dijo...

Qué sabio era ese sabio, Tumu.
Sólo que, a veces, estamos tan atrapados que nos parece que sin algunas cosas no podremos vivir...y es nada más probar para darnos cuenta que no es así, que la vida está llena de cosas gratificantes, que nos renuevan y nos dan nuevas energías.

Como siempre vos lo decís de una manera...tan linda, tan tierna, que invita a abrir la puerta y empezar a descubrir.

Un beso inmeeeeensooooooo