viernes, 22 de mayo de 2009

A mi amigo

Mi alegría de tanto tiempo,
de tanta pena, mi alivio ,
de tanto miedo, refugio,
de tanto dolor, abrigo.

Y te me has ido ahora,
y ya no sé como llorarte,
no me canso de esperarte,
y ya nunca como hoy,
noto en mí la añoranza,
de tu silencio y tu aire.

El cielo se puso negro,
el infierno abrió sus puertas,
nunca como hoy fue injusta,
la dama de capucha negra.

Malditas noche pasadas,
maldito por perdido el día,
maldigo la hora agotada
sin tener tu compañía.

Tu, que me enseñaste a creer,
que era posible todo,
si empeñabas en su logro,
todo tu sabio hacer.

Como pudiste perder,
esta lucha sin haber,
pedido al que te habria de dar,
hasta su último soplo.

Seco de llorar tu llanto,
hueco de morir tu muerte,
quién pudiera haber remado
con Caronte tu último viaje,
quién te hubiera acompañado
y de haberlo podido hacer
habria cambiado contigo la suerte.

6 comentarios:

SOL dijo...

Lo siento con todo el almaaaaaa!!!
Estoy llorando contigo...
Te acompaño.. estoy!!!
Besos cielo!!!

maracuyá dijo...

Tumulario...no sé si podré decirte las palabras que necesitas.
Comprendo tu dolor, tal vez porque lo he vivido. Entiendo la impotencia que sientes por no haber podido evitar la muerte de un amigo...las culpas, los recuerdos, la infinita soledad, los ¿por qué?, que llevarás toda la vida encima.

Con el tiempo, el dolor se mitiga aunque las preguntas sin respuesta queden para siempre.
No sé cuáles fueron las circunstancias pero se adivinan en tus versos entregados de amigo incondicional.

Como pudiste perder,
esta lucha sin haber,
pedido al que te habria de dar,
hasta su último soplo
.

Y si es lo que pienso, te digo que no hubieses podido evitar nada. Después de mucho hablar con gente que me ayudó, lo he aprendido.
Sé que es inútil que alguien te lo diga ahora, lo tenés que descubrir vos...y lleva tiempo.

Tumu, si en mis manos estuviera traerte consuelo, lo haría ya, no lo dudaría...pero sé que sólo puedo acompañarte en tu dolor, y respetar tus tiempos.

Te doy un abrazo muuuuuy apretadito.

Susi

SOL dijo...

Pase a ver como estabas.
Recien tuve ganas de ponerme a leer todos los bellos comentarios que me dejaron cuando habia decidido cerrar el blog... leí atentamete los tuyos, tan calidos, tan sinceros y dandome tanta fuerza!!!
Hoy solo siente mi abrazo fuerte, en este mal momento!!!
No se puede decir mas...
A veces es mejor un silencio de respeto.
Cuidate y no olvides que te aprecio mucho!!!

Gwynette dijo...

Silencio. Me quedé triste.
Un abrazo muy, muy cálido.

Duquesa de Katmandu dijo...

Le mando un abrazo de compañía.

beso,

Beauséant dijo...

Caronte nunca acepta cambios, para los vivos sólo nos queda la obligación de no olvidar y entregar una moneda al barquero.