miércoles, 1 de octubre de 2008

Mi padre

Tumbado en la cama
me contabas historias
de cuando eras niño,
de cuando yo no estaba.

Siempre me parecía
que solo intentabas
que alguien recordase
el camino
por ti recorrido.

Era como si supieras
que solo existimos
mientras alguien sabe
lo que hicimos,
lo que fuimos.

Ahora que tu no estas
yo se lo cuento a mi hijo
junto tu vida y la mía
para que los dos pervivamos
en su recuerdo y su vida.

12 comentarios:

Beauséant dijo...

da un poco de miedo (mucho en realidad) el pensar que lo único que dejaremos en esta vida de nuestro paso serán nuestros hijos..

eso o luchar por hacer algo grande que nos haga ser recordados sin más...

pero, claro, eso es más complicado.

Tumulario dijo...

No beauseant,
Como todos losque nos precedieron en la tierra vamos dejando el recuerdo de lo que fuimos, el miedo es sentir que "nadie se acordara de nosostros cuando hayamos muerto"

Bito dijo...

Qué bonito, Tumulario.

Creo que es así como se forjan los cuentos y las leyendas.

Un saludo,

Gwynette dijo...

..has tocado un tema que ultimamente me tiene un poco obsesionada -solo un poco, eh?- :-)
Cuanto tiempo nos recuerdan cuando nos hemos ido?
..y una curiosidad: cuando ya no estemos, nuestro blog, nuestros pensamientos, continuarán rondando por la red?..aún tendremos respuestas?

Besos

Tumulario dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tumulario dijo...

Bito, siempre fuí mas de cuentos que de leyendas, eso de leyenda suena como a algo muy importante y nunca he querido serlo.
Gwynette, espero que no, siempre que escribo lo hago pensando que da lo mismo si me equivoco, pues ninguna palabra dura mas que el aire que la transporta.

Duquesa de Katmandu dijo...

Muy bello y cierto (para mí), que siempre ando buscando esa información sin la cual no somos ni seremos cuando ya no estemos.

Beso,

Tristancio dijo...

Es una bella herencia, quizá no haya otra más importante que la propia historia... (inmersa en la historia del mundo).

Saludos.-

Beauséant dijo...

... el recuerdo de lo que fuimos.. pero para eso debemos hacer algo que merezca la pena ¿no? de lo contrario es un recuerdo efimero... no sé, ya te digo que me da mucho miedo pensar eso ;)

Tumulario dijo...

Quizas, Duquesa, es que, entendemos nuestra vida como un escalón entre la vida de los que nos precedieron y los que nos continuaran, o que, como dice Tristacio, lo mejor que podemos dejar a nuestros sucesores es una buena historia.
No se beauseant, muchas veces las mejores historias, son de gente corriente

ele de lauk dijo...

Me gusta mucho el sentido de continuidad , amo las sagas familiares , el traspaso de historias y tradiciones . Bello.

maracuyá dijo...

Tumu,
tal vez vos has podido condensar en este bello poema, la misma idea que yo he expresado usando un millón de palabras. Mujeres, diría un amigo.

Siento que la esencia es la misma. Leyendo los comentarios diré que a mí no me atormenta pensar si me recordarán o no. Lo que mis padres han sido para mí, lo llevo puesto, yo soy eso...y es lo único que pretendo de mis hijos. Que vivan de acuerdo a los valores en que sus padres los han formado, creyendo en ellos.
Acuerdo con lo que decís a Beauséant...qué hay más importante que trascender en los seres que amamos, en los amigos...formarlos con amor, brindarnos a ellos, darles lo mejor de nosotros. Eso es lo que dejamos...yo no pido ni necesito más. Que el recuerdo lo lleven vivo en algo que han aprendido de nosotros, y que los haga personas dignas.

Un besito, Tumu.