martes, 7 de octubre de 2008

Incendio

No podía respirar,
como una losa
cayó sobre tu mí
la verdad de nuestra vida.

Tanto tiempo
viviendo una mentira,
sin querer mirar
la verdad de nuestro sueño

Y ahora que despierto
ahora que estoy sin ti
ahora, en esta fosa,
que se convirtió mi casa,
me dispongo a prender fuego
a mis recuerdos,
a tus cosas,
a mis sueños,
a tus miradas,
a mi cuerpo.

4 comentarios:

Auggie Wren dijo...

El fuego acaba con todo... pero, ¿también con los recuerdos?

Sláinte.

P.D: El final del poema me ha recordado a la escena en Leaving Las Vegas donde Nicolas Cage quema todo lo que le ataba a su vida pasaba antes de marchar a la ciudad el pecado.

Auggie Wren dijo...

Ya tienes enlace en el estanco.

Sláinte.

Beauséant dijo...

genial el recuerdo de Leaving las Vegas..

y no, no creo que el fuego queme los recuerdos, aunque habría que preguntarle al autor ;)

Tumulario dijo...

Y si no sirve para quemar los recuerdos,
para que sirve el fuego.

PD: No había caido en lo de Leaving Las Vegas, pero es que a veces el subconsciente nos puede