martes, 28 de octubre de 2008

Memoria

Buscar el sol en la niebla,
sentir el canto del aire
beber de tu piel fresca.

Escuchar
el olor de los pinos
soñar el cielo,
respirar
y sentir frió.

Notar la huella
que en mi cama,
deja el tiempo
que he vivido.

Despertar en hora buena,
soñar tu risa cada mañana,
verte con los ojos cerrados,
oírte aunque no digas nada.

Saber
que aunque el tiempo pasa
siempre podré buscarte
en el hueco de memoria
que dejaste marcado
a fuego lento en mi alma.

6 comentarios:

Duquesa de Katmandu dijo...

Muy bella su pincelada en infinitivo...

Beso,

mara y cuya dijo...

mmmm los recuerdos buenos del amor!!! son bonitos, pero duran hasta la llegada de otro amor...por fortuna!!! no lo crees?
igual no invalidan lo bueno de tu poema.
cariños

Tumulario dijo...

Ay mara y cuya,
que mas quisieramos,
yo todavía me acuerdo de todos los (por otro lado escasos) amores.

Cuidado he dicho amores y no historias de alguna noche (o varias).

mara y cuya dijo...

Claro que yo me acuerdo de todos mis amores...es que no han sido amores si no dejaron una marca en mí. Y con el tiempo sólo resaltan las marcas bonitas, las que nos hacen más maduros para otro amor. Eso sí, si es que tenemos la suerte de encontrarlo.
Un cariño

ele de lauk dijo...

tumulario , yo querría leer un poema en presente , celebrando gestos de amor correspondido . Ud. No ?

Tumulario dijo...

Ele, no se vaya a creer que no amo,
solo es que el tiempo nos ayuda recordando lo bueno, olvidando lo malo, por eso esa gran mentira de "cualquier tiempo pasado ...".
No se crea que no me gusta mi presente, solo que ahora toca la añoranza, pero no desespere cualquier día me sorprendo y escribo del presente.