miércoles, 19 de agosto de 2009

Agorafobia

La noche negra me acuna
me duerme, me canta,
me arropa con velo negro,
manda venir al sueño
que despejará la duda
hasta la nueva alborada.

El sol y sus tibios rayos
harán levantar al polvo,
que al descanso de los otros
en el suelo ha reposado.

Las calles se inundan de ruido,
de vida que dirán otros
osados seres que atreven
a salir al espacio vivo,
inquieto, voraz, peligroso,
sin querer ver el peligro,
de la osadía que los mueve.

Y yo en mi rincón,
escondido y resguardado,
vivo mi vida en vosotros,
que escribís,
sentís,
reís,
y veo en el futuro al toro,
que se que me está esperando.

14 comentarios:

maracuyá dijo...

Tumu...
En ese espacio inundado estamos resguardados por nuestro interior, por el lugar que creamos lejos de él que siempre nos espera, ese lugar cálido sólo nuestro y que nadie puede violentar...nuestra intimidad, nuestros sueños, nuestros secretos.

Tu poema es hermoso y relata un mal de nuestro tiempo, tan agobiante que queremos huirle. A veces no es osadía la de los otros, es qque no hay otro remedio...

Va mejor, pronto estaré en mi lindo mundo junto a ustedes. Gracias!!!

Un beso

Duquesa de Katmandu dijo...

Uy, muy bueno su poema.
Lástima que hostil y todo el mundo exterior es necesario...

beso (sin pelos de gato)

iliamehoy dijo...

Bendito sea el sueño que te acoge al caer el alba.
Desde mi insomnio perpetuo te mando una sonrisa para recordarte que al miedo si se le mira de frente, se vuelve pequeño, casi desaparece.
Lo dicho, una sonrisa

Marysol dijo...

Esas noches negras
tan ciertas para las almas sensibles,nos cobijan, nos arropan... y sabemos de la noche y su negrura pues conocemos también la luz.
Que llegue la mañana pronto y te acaricie.
Un abrazo, querido amigo

Sol dijo...

Estoy segura que cada dia es nuevo y distinto y nos deparan distintas cosas.. a pesar de lo que sea, apuesto por lo mejor, lo mas simple, las pequeñas cosas, lo que realmente me llena el alma, por estos dias algo caida...
Perdón por no haber pasado antes...
Agorafobia, ese miedo a los espacios abiertos, se diria en psicologia... ese miedo a la vida y a las cosas que acarrea a veces diria yo, pero siempr enfrentarlos es lo mejor cielo, eso "trato de creer" y espero que sea siempre asi... poder enfrentar, tener fuerzas y ganas para eso...
Mil besos llenos de luz para ti!!!

Beauséant dijo...

el toro no siempre tiene que ser una amenaza, quizás sólo este asustado y preguntándose que coño hace ahí, en medio de la arena, si el estaba tan a gusto pastando (y otras cosas) con las vacas :)

Tumulario dijo...

Maracuya, siempre hay otro remedio, a veces esconderse del mundo exterior es un acto consciente, huir de una realidad que nos aterra, refugiándonos en ese mundo interior que reconforta, seduce y parece que nunca engaña, y es que a veces el mundo exterior es tan hostil que nos empuja fuera Duquesa, y nos quedamos sin fuerzas para mirarlo de frente, Iliamehoy, solo de reojo somos capces de verlo, mirarlo a traves del reflejo de ese espejo que son las referencias de otros.
Marysol, la noche se disipa y con ella, las esperanzas de un mañana mejor que el ayer que dejamos.
Sol, en este caso Agorafobia por el miedo a lo que está fuera, con el final del verano se acaban las ocasiones de estar con la familia, llega el tiempo de estar solo, y vuelve el tiempo de la tristeza, de las noches negras, per pronto vendrán las fiestas a alegrarnos.
Si, Beauseant, pobre toro, cuanta culpa le echamos y él nunca pidió ir a una plaza, quizas hubiera sido mas propio decir "y veo en el futuro al torero", pero claro "la rima es la rima".

seis abrazos, seis, desde el túmulo recogido y en silencio.

Anna. dijo...

estas noches negras tan llenas de paisajes y palabras que renuncuan para vivir la vida... a solas.

precioso.

Anna.

Marcelo dijo...

Todo el mundo la tiene, aunque la mayoría no lo sepa!
Brillante primera lectura en tu casa!
Un abrazo
PD: Saludos del Zurdo

Eduardo dijo...

Que hermoso, que bellas palabras… realmente me inundas de una lírica desgarrada.

Cuídate mucho, te felicito.

Tumulario dijo...

Anna, pero renunciar a algo siempre es triste, eso que aveces no nos queda otro remedio verdad Marcelo, por cierto digalé al Zurdo que le estamos esperando.

Tumulario dijo...

Marcelo, gracias por pasar por mi casa y por los halagos, me tome la osadía de pasar por la suya y dejarle un recado. Cuando quiera volver tiene la puerta abierta.

cristal dijo...

Conozco de cerca la angustía, Tumu, el miedo, la ansiedad y otras emociones parecidas que has sabido transmitir a la perfección en tu poema. Vivimos tiempos difíciles y padecemos exceso de información. Para colmo se practica el alarmismo como deporte nacional, y ante todo eso cada vez nos sentimos más pequeños y más asustados. Cuando hablas de agorafobia sé muy bien de qué hablas.
Espero y deseo que estés pronto entre nosotros. Un abrazo fuerte.

maracuyá dijo...

Hola Tumu...venía a darte el avisito de que tienes un regalito en Caramelos Surtidos, y me encuentro con el tuyo...te comprendo y te esperaremos.

La próxima entrada está ya lista y pensaba subirla el fin de semana...pero es que ahora no sé si podrás pasarte en algún momento. Si no es así, no tiene sentido ponerla.

Bueno, espero que me cuentes y deseo que esos motivos laborales no sean tan estresantes y agotadores.

Un beso.