martes, 17 de febrero de 2009

Sobrevivir

Dime por fin que me quieres,
dijiste cuando me abrazabas,
y como voy a quererte,
si a mi mismo no me aguanto
te dije mientras me atabas.

Morir sin ser uno mismo,
llorar al ver el reflejo
de mi desgastada sombra
en el viejo y oscuro espejo.

Asomarnos al abismo
de anhelos y esperanzas,
recoger pétalos caídos
en tiempos recogidos
de recuerdos y añoranzas.

Romper con el aire nuevo
y fabricar la sonrisa
que nos acercará a la vida,
que nos dejará en el suelo,
que recuperará la risa.

8 comentarios:

mara y cuyá dijo...

"morir sin ser uno mismo"
Tumulario...me estoy endeudando contigo, y mira, ya conoces mi profesión y mi país...no voy a poder pagarte.

Besitos

SOL dijo...

Dejate llevar por lo que realmente sientes...
No sobrevivas, no te conformes...
Como hacer para sacarte de ese lugar oscuro y triste en el que te encuentro cada vez que escribes?
Corre si quieres... no mires las estrellas, pero corre hasta que el cansancio deje ver una sonrisa timida en tu boca!!!
Besos llenos de luz cielo!!!

Beauséant dijo...

yo también me he quedado en esa frase: morir sin ser uno mismo.. hay tanto encerrado ahí que se necesitan dos libros para explicarlo...

Tumulario dijo...

Mara y Beauseant, sirva esto para contestar a los dos,
vivir toda la vida intentando conocerte y aceptarte, intentando llegar a eso, a ser tal como uno quiere ser y morir sin llegar a conseguirlo.
Llegar al final del camino y hacer el recuento de todo lo que quisimos hacer y no logramos
Y al final de todo apoyarnos en el suelo, tomar fuerza y arrancar en un nuevo camino.

Sol, nada es tan malo como parece,
.....
ni tan bueno.

Gwynette dijo...

.."te dije mientras Me Atabas"
A mi esto me parece esperanzador...o no? =_O

Besitos, Tumulario

ele de lauk dijo...

Aqui ya se anuncia el próximo poema .
Era hora , nada está perdido .

Tumulario dijo...

Sobrevivir para recomenzar, buscar algo que nos ate a la vida, a aquello que puede valer la pena, Gwinette.

Tumulario dijo...

Ms. Ele, nose confíe, en cualquier momento después de la tempestad viene la calma y luego vuelta a empezar.