viernes, 16 de enero de 2009

Amor (III)




Esperar tras la puerta
hasta oir el murmullo
de tus pasos en la escalera.

Despertar y ver
el acompasado oleaje
de tu pecho al respirar

Mirar el brillo
de tus ojos color jardín
al amar, reir y cantar.

Dormirme por la noche
y saborear el rumor
de tu piel color canela.

Tocar tu rastro invisible
en mi piel envejecida
por mil y una peleas.

Cantarte cuando no estas
olerte cuando te vas
y descubrirte en mi pena
.

5 comentarios:

mara y cuyá dijo...

Tumulario
si el teñido de gris te sienta así, no quiero pensar qué será de rojo. Verbos que expresan el amor con entrega y dulzura. Y el bellísimo final
"Cantarte cuando no estás
olerte cuando te vas
y descubrirte en mi pena"
Merece estar en la cueva a pedido de Mara y Cuyá. Un beso

Tumulario dijo...

Mara, hago caso de su pedido (pero solo por esta vez y sin que sirva de precedente)

SOL dijo...

Hacia un tiempo que no me quedaba calladita y quieta, leyendo y releyendo algo tan bello!!!
De verdad me llegó al alma...
Si eso querias... LO LOGRASTE!!!
Te lleno de luz cielo!!!
FELIZ FIN DE SEMANA!!!

Duquesa de Katmandu dijo...

Precioso... Yo también puedo sentirlo.

beso,

mara y cuyá dijo...

Tumulario...
No sabés que soy muchas?...Esta vez fui Mara, pero puedo ser Cuyá, Susi, maracuyá y muchas más...y puedo pedir ayuda. Si has complacido a Mara ¿qué dirán las demás?. Alguien tiene que ver lo que escribiste hoy...yo lo tengo prohibido, pero otro u otra lo puede pedir. Esas palabras tienen que ser la bienvenida a la caverna...no pueden ser otras, nononono.
Besitos de Cuyá