viernes, 19 de diciembre de 2008

Ayer, hoy y mañana

Mentiras sin nombre,
espacios desnudos,
cuerpos barridos
sin aire, ni sombra,
lugares sin rumbo
y pueblos baldíos.

Caricias vacías
a cuerpos sin vida.
La risa perdida
que acaba un mal día

Morir por la mano
de un viejo amigo,
que rompe el pasado
de un mismo destino.

No quieras tenerme,
no vengas a oírme,
no fuerces amarme,
no sientas mentirme,
no quieras odiarme,
solo espero soñarte.

4 comentarios:

mara y cuyá dijo...

Tumulario
cuando la mano de un amigo mata, rompe el pasado, el presente, el futuro...rompe los sueños y el corazón.
"Sólo espero soñarte"
Un sueño que no te mienta, que no pretenda tenerte, que no te hiera, parece diferente al que inspiró tu bello poema.
Besos

Duquesa de Katmandu dijo...

¿Qué será más triste? ¿Las mentiras sin nombre o las caricias vacías?
Me inclino por las segundas.

Beso,

mara y cuyá dijo...

una mamá ha dejado comentarios en entradas antiguas, a un hijo, a un papá. Abrazo

Tumulario dijo...

Mara, el viejo amigo cuando mata no acaba solo con lo matado, acaba con todo lo que un día fué o pudo haber sido.
Acabar con deseos forzados, con falsas posesiones, con mentiras piadosas es una de mis ambiciones en la vida
Duquesa, no lo se, solo se que las dos me dan miedo.