jueves, 6 de noviembre de 2008

Vida

Grite al viento
y el viento me oyó,
me devolvió tus abrazos
tus sonrisas
y tus besos olvidados.

Lloré al mar
y el mar me sonrió
me trajo la sal,
la vida
y la esperanza de amar.

Cante al cielo
y el cielo me habló,
me recordó los días
en los que el tiempo
era nostalgia y dolor.

Hablé al río
y el río me abrazó
me trajo tu calor,
tu risa
y el despertar del amor.

9 comentarios:

mara y cuya dijo...

Bueno...me prometiste gris y me encontré con rojo y verde. Eso está bueno.
Allá en el blog te he respondido.
Un cariño

Mónica dijo...

Me gusta el contraste en cada estrofa. Saludos.

SOL dijo...

iMe gusta que de a poco ... de a poquito .. empieces a sentir!!!
No es bello??? Claro que lo es.. no estas muerto .. tienes mucho para dar!!!Besotes cielo!!!

Duquesa de Katmandu dijo...

EL viento, el mar, el cielo y el río siempre son fieles a nosotros...

Beso,

SOL dijo...

Esperando un nuevo post.. te dejo un beso lleno de luz para este lunes que ya esta terminando!!!

jm dijo...

agua, mar y aire. Todos aportan algo

Gwynette dijo...

Dios mio Tumulario!..tengo que salir más a visitar a la madre naturaleza !!! :-)

Besitos para ti

Beauséant dijo...

me gusta pensar que sólo hay que cantarle para que el cielo nos hable.. queda por ver, eso si, si dará buenos consejos .)

SOL dijo...

Hola cielo!!! Estas medio perdido.. espero que estes bien!!! Te mando un beso lleno de luz y que pases un hermoso fin de semana!!!