martes, 29 de julio de 2008

Con los niños


Todos los veranos me pasa lo mismo, cuando me voy a quedar con los niños estoy pensando en como me voy a arreglar trabajando para poder atenderlos, pero todos los años me sorprendo, no tengo ningún problema, me doy unas palizas de infarto, me levanto una hora antes que de costumbre, me acuesto mas tarde para tenerlo todo a punto y bien, a demas, los niños se van haciendo mayores y cada vez hacen mas cosas y me necesitan menos, con lo cual cada vez disfruto del tiempo con ellos de manera diferente.

Termina la temporada de estar con ellos y me doy cuenta que se me ha pasado el tiempo sin enterarme, pero tengo la sensación de haber disfrutado de cada minuto que paso con ellos.

Me asombra la gente que no atiende a sus hijos, aquellos para los que sus hijos son una carga.

1 comentario:

mara y cuyá dijo...

tumulario
hoy tenía un tiempo y vine a hacer algo que me debía...algo que me gusta hacer, ver los blogs amigos desde cuando no los conocía. Y entonces descubro otras facetas de vos...me detuve aquí porque me ha gustado tanto está entrada!!! Como vos decís, los hijos siempre necesitamos a los padres, pero va disminuyendo la demanda....jajaja,
lo digo justo hoy que mi hija me ha llamado cinco veces para que le fuera guiando en la preparación de una comida...y a mí me encanta que lo haga. Ay el tiempo pasa tan rápido cuando se trata de los niños.
Me alegra que los disfrutes. Mañana será agosto. Un abrazo